roger-federer-us-open-2019-1567491082

El US Open trabaja en una credencial que permita a los tenistas a viajar para Europa

Los organizadores del US Open tienen una meta clara para este 2020, celebrar a como de lugar el torneo ante una pandemia que azota a EUA, principalmente a Nueva York. A medida que avanza los días, la USTA trabaja en unas credenciales certificadas para los empleados y jugadores que participarán en el último Grand Slam del año.

Según la web opencourt.ca, que es muy cercana a los organizadores del evento, los tenistas deberán solicitar un permiso de “deportista profesional de alto rendimiento”; mientras que el personal de trabajo deberá tener una credencial de “empleados altamente cualificados”.

Para lograr esas credenciales para los jugadores y el personal de trabajo, el Abierto de EEUU ofrecerá un certificado sanitario que deberán solicitar (los tenistas y trabajadores).

Además, el US Open aplicará más medidas para los jugadores como: las pruebas de desarrollo de anticuerpos hacía los tenistas, los pedidos de la comida de los jugadores serán a domicilio a través de Uber Eats, el permiso para ingresar a los vestuarios será de 30 jugadores a la vez, las credenciales para entrar en las instalaciones del torneo serán entregadas después que los miembros del equipo hayan dado negativo en la PCR y se utilizará una tecnología que permita dectectar el contacto potencial de COVID-19 de una persona.

A pesar del gran trabajo que los organizadores del “Major” neoyorquino para llevar el evento, la USTA reconoce que están “trabajando con la ITF, WTA y ATP para permitir que los participantes en el US Open 2020 gocen de exenciones a cualquier tipo de cuarentena en Madrid, Roma y París”.