Frances Tiafoe, el extraño caso de la próxima estrella del tenis

El joven de 20 años Frances Tiafoe se perfila como la próxima estrella norteamericana en este deporte. Su gusto por el tenis comenzó en el trabajo de su papá, uno de los lugares favoritos en su infancia.

Su padres inmigraron de Sierra Leona a Maryland, Estados Unidos. En 1999, un año después de haber nacido Frances, su padre ayudó a construir la sede de tenis en el College Park, convirtiéndose en director de mantenimiento posteriormente.

Desde los tres años, Tiafoe empezó a jugar con su hermano gemelo Franklin en el College Park, lugar donde su papá trabajaba. Ambos aprovecharon esta situación para practicar y divertirse.

De no haber sido por el trabajo de su papá, el norteamericano tal vez no habría descubierto este talento.

Desde niño, Tiafoe sobresalía por el resto de los demás y los logros los respaldaban. A los 15 años ganó el Orange Bowl, el torneo más prestigioso a nivel internacional para menores de 18 años.

Desde el año pasado, el estadounidense mostró su gran talento. Consiguió su primera victoria frente a un TOP 5 en Cincinnati, tras eliminar a Alexander Zverev.

Esta temporada, levantó su primer título ATP y se ubica la posición número 41 del ranking mundial, la más alta en su carrera.