1315D800-432D-4EA3-9900-F93F0238963A

La resiliencia de Borna Coric

El griego Stefanos Tsitsipas (6) dispuso de seis match points, pero el croata Borna Coric (32) no se dio por vencido.

A pesar de encontrarse 1-5 en el cuarto set, y de tener seis punto de partido en contra, el joven croata no tiró la toalla y logró remontar el set, llevándoselo por 7-5, y posteriormente venciendo al griego en uno de los mejores partidos del año: 6-7 (2), 6-4, 4-6, 7-5 y 7-6 (4), tras 4 horas y 36 minutos de acción.

Stefanos tomó la ventaja de 2 sets a 1, con grandes posibilidades de cerrar el encuentro en el cuarto parcial. En el cuarto set, se posiciona 5-1 (30-0), y pierde el game. Sin desmoronarse, el griego consigue dos match points para concluir el partido, estando 5-3 (15-40), no logra quebrar. En el siguiente juego, con tres match points seguidos, sacando 5-4 (40-0)… pierde el game.

Coric no deja pasar las valiosas oportunidades de quebrar y consigue hacerse con el quinto set, venciendo al griego en el tiebreak.

Podríamos quitarle el mérito culpando a Tsitsipas de desperdiciar los puntos para partido, pero quedarnos con eso sería menospreciar el talante y la voluntad de Coric.

“Tengo que ser honesto y decir que tuve mucha suerte. Hice algunas devoluciones increíbles y tuve un poco de suerte al final”, expresó Coric al finalizar el épico encuentro. Stefanos parece estar igual de desconcertados que nosotros, los televidentes, pues mediante sus redes sociales, declaró que: “Esto es probablemente lo más triste y gracioso al mismo tiempo que ha pasado en mi carrera”.

El griego, uno de los favoritos del torneo, y quizás de los pocos que podrían haber superado al invencible Novak Djokovic (1) que ya lleva 26 partidos invicto, ha fracasado nuevamente en Flushing Meadows. El croata toma la posta y se coloca en los octavos de final. Su próximo rival será Jordan Thompson (63), a quien ha derrotado en su único encuentro.