6511CE22-D425-4836-8B62-4F612B7B237D

“No es justo que nos obliguen a jugar bajo estas condiciones”, las quejas en contra de jugar en Australia

La organización del Australian Open había decidido que la fase previa se podía jugar a pesar de que las condiciones de aire no eran las óptimas en Melbourne. A lo que varios tenistas mostraron su descontento y algunos tuvieron que abandonar sus juegos por problemas para respirar.

El caso más sonado es el de la eslovena Dalila Jakupovic, quien tuvo que abandonar su juego en contra de Stefanie Voegele a pesar de que con un par de juegos pudo ganar el encuentro.

“Tenía mucho miedo de colapsar, por eso me tiré directamente al suelo, porque ya no podía ni caminar”, dijo la eslovena, quien abandonó su partido ante Voegele cuando apenas le quedaban un par de juegos para ganar.

“No tengo asma, nunca tuve problemas respiratorios, de hecho me gusta bastante el calor. Cuando me vio el fisioterapeuta, pensé que retirarme sería lo mejor. Imaginé que a partir de ese momento los puntos se me harían mucho más largos y que, simplemente, no podría respirar igual. No es justo que nos obliguen a jugar bajo estas condiciones, no es saludable para nosotros. Me sorprendió mucho, pensé que hoy no nos dejarían jugar, pero tampoco tenemos muchas más opciones”, exclamó Jakupovic.

Otros casos también se presentaron como el de Bernard Tomic. El australiano perdió su partido en la primer ronda del Qualy, pero señaló al aire como un impedimento. “Parece que no entra aire, me cansaba fácilmente durante el partido. Simplemente no podía respirar”, dijo Tomic.

Eugenie Bouchard también fue una de las afectadas por las condiciones climáticas aunque ella si pudo ganar su encuentro y contó un poco de su experiencia. “De repente comencé a sentirme mal. No era tos, pero notaba un aire pesado que me dificultaba un poco la respiración. Cuando te ves sin aliento después de un punto largo y difícil sientes que no puedes respirar correctamente, esa sensación me dio un poco de náuseas”, aseguró la canadiense.

La contaminación del aire no sólo afecta Melbourne, sino también Kooyong en donde se celebra el Kooyong Classic. Maria Sharapova y Laura Siegemund decidieron terminar su encuentro al ver que las condiciones no eran favorables para ninguna de las dos tenistas.

“Comencé a sentir una tos incómoda cuando se acercaba el segundo set, pero estuve enferma algunas semanas, así que pensé que igual tenía algo que ver con eso. Entonces escuché a Laura hablar con el árbitro, le estaba diciendo que ella también estaba pasando por lo mismo que yo”, afirmó Sharapova antes de poner fin al encuentro.

Ante todas las quejas del circuito, el CEO de Tennis Australia, Craig Tiley, comentó que la idea de jugar estaba respaldada por la ATP y WTA. “Igual que cuando hace muchísimo calor, o cuando llueve, el juego se suspenderá si las medidas controladas lo consideran necesario. También estamos en consultas constantes con la WTA y la ATP, la decisión que tomamos esta mañana fue la de jugar y ambos circuitos la respaldaron. Para nosotros es una experiencia nueva, nunca habíamos gestionado la calidad del aire, por lo tanto tenemos que confiar en nuestros expertos que nos aconsejan la mejor manera para continuar”, mencionó Tiley.