nadal-celebra-una-victoria-en-el-open-de-australia.-getty-655×368

Rafael Nadal a octavos del Australian Open

El Matador, Rafael Nadal (2), superó a un desafiante Cameron Norrie (69) por 7-5/6-2/7-2 en 2 horas y 14 minutos de partido, para avanzar a los octavos de final del Australian Open sin ceder sets, donde se medirá con el talentoso Fabio Fognini (17).

En su mejor actuación en lo que va del torneo, el español ha tenido que esforzarse para vencer al británico, quien venía con un gran nivel, y estaba dispuesto a todo.

El primer set fue bastante reñido, recién sacando el británico 5-6, el mallorquín pudo lograr el quiebre, quedándose con el set por 7-5 tras 48 minutos. Aunque con 16 errores no forzados, el juego de Nadal se notaba más táctico que en los pasados encuentros, y el problema de la espalda parecía intervenir muy poco.

Su arma letal, el drive.

El segundo parcial fue una total dominación del español, esta vez más suelto y contundente, que no dejó lugar a que su rival se acomodase e impusiera su juego. 33 minutos bastaron para llevarse el set por 6-2.

Otra historia fue el tercero, que vaticinaba otro resultado, uno más holgado, como el segundo, pero nada más alejado de la realidad. Norrie soltó todo lo que pudo para mantenerse en el partido, logrando complicar a Nadal, quien mantuvo la calma y la frialdad para no dejarse quebrar y conseguir el break en el 6-5 para cerrar el parcial en 52 minutos y colocarse en los octavos de final.

Su próximo rival, Fabio Fognini, viene de eliminar en sets corridos a la última esperanza australiana en la rama masculina, Alex de Minaur (23). El español y el italiano se han enfrentado en 16 ocasiones, 12 a favor del primero, pero manteniéndose 1-1 en pista dura (Nadal con la última victoria: Masters de Canadá 2019).

Sobre la molestia de su espalda, Rafael Nadal mencionó que “… lo que me da más felicidad es que por el primer día puedo jugar casi con libertad de movimiento y (menor) nivel de dolor”. Con esta victoria, tendrá dos días más para continuar recuperándose de la espalda, y así poder llegar al 100% a las instancias finales.