roland bgiudicelli_pr

Roland Garros es suspendido y se jugará en septiembre

En días atrás el director de Roland Garros, Guy Forget, dejaba en duda la celebración del torneo parisino ante coronavirus, “decisión” que no era de la Federación Francesa de Tenis, sino del Gobierno francés. Ante las dudas, el segundo Grand Slam del año hizo oficial la suspensión del evento y se disputará en septiembre, finalizando en octubre.

“El mundo entero está afectado por la crisis de salud pública relacionada con el Covid-19. Para garantizar la salud y la seguridad de todos los involucrados en la organización del torneo, la Federación Francesa de Tenis ha tomado la decisión de celebrar la edición 2020 de Roland-Garros del 20 de septiembre al 4 de octubre de 2020”, informó la FFT en comunicado.

 

El torneo se jugaría después del US Open, cayendo en el calendario de las eliminatorias de la Davis Cup, los torneos ATP de San Petersburgo, Metz y la Laver Cup.

“Estamos actuando de manera responsable y debemos trabajar juntos en la lucha para garantizar la salud y la seguridad de todos “, expresó el presidente de la FFT, Bernard Giudicelli.

Hemos tomado una decisión difícil pero valiente en esta situación SIN PRECEDENTES, que ha evolucionado mucho desde el pasado fin de semana

ATP y WTA en paro

El coronavirus (Covid-19) obligó la suspensión del tenis por parte de los organismos del tenis. En este caso el primero en hacerlo fue la ATP, quien tomó la medida de suspensión en seis semanas, cancelándose los torneos del ATP 250 de Houston, el 250 de Marrakech, el Masters 1000 de Montecarlo, el ATP 500 de Barcelona y el ATP 250 de Bucarest. A estos eventos se les suman los Challengers de Nur Saltan (Kazajstán) y Potchefstroom (Sudáfrica).

Días después la WTA anunció la suspensión tenística hasta el 2 de mayo, obligando la suspensión del WTA de Stuttgart, Estambul, Praga, Bogota y previamente Charlestón.

Anteriormente, el BNP Paribas Open y el Miami Open habían anunciado la suspensión de los torneos por el bienestar de la salud de los jugadores, fans e involucrados de ambos torneos, perjudicando la a ATP y WTA.