An-emotional-Caroline-Wozniacki-from-PA-752×428

Wozniacki: Me enfermé en el mejor momento de mi carrera, fue duro

Sin duda que el 2018 será un año que Caroline Wozniacki no podrá olvidar nunca, no solo por su título en el Australia Open, también porque fue el comienzo de su diagnóstico de artritis reumatoide: una enfermedad crónica que afecta a muchas articulaciones. Ante eso, la que fuera número uno del mundo reconoce lo difícil que fue asumir la llegada de dicha afección.

“Estaba en el mejor momento de mi carrera cuando me diagnosticaron artritis reumatoide. Había ganado el Australia Open a comienzos de año. Se suponía que iba a ser mi año, pero en la previa del US Open comencé a experimentar mucho dolor en las articulaciones, fatiga constante y otros síntomas que no podría explicar”, reconoció la danesa en una entrevista a Bild.

Wozniacki afirmó que “fue muy duro” el comienzo de este padecimiento doloroso. “Me resultaba muy complicado el peinarme o el levantarme de la cama. Un día me desperté con un dolor tan fuerte que mi esposo tuvo que sacarme de la cama. Simplemente no podía mover mi cuerpo”, dijo.

No fueron momentos fáciles. Antes de tener mi diagnóstico, fue una montaña rusa de emociones ya que no sabía cómo explicarles a estas personas los síntomas que estaba teniendo. A veces es verdad que me sentía sola, pero mi esposo no me dejaba que me rindiera

Si bien, esta enfermedad no tiene cura ya que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a sus propios tejidos (incluidas las articulaciones), Caroline admite que elaboró un plan con su reumatólogo de cara a sus próximos años. “Espero con muchas ganas mi futuro. Me encantaría ser madre y formar una familia con David. Es mi sueño”, conluyó la excampeona de Grand Slam.